Mousse de limón

Cómo hacer mousse de limón

Mousse de limón vegano

Mousse de limón vegano

Esta receta de mousse de limón vegano, sin duda, es el postre más fácil que he hecho nunca. Además es muy refrescante y ligero para los que desean cuidarse con un dulce.

Sólo vamos a utilizar 3 ingredientes, pero hay que tener en cuenta que la leche de coco debe estar muy fría, de unas cuantas horas en el frigorífico. Así que mételo el día antes, o mételo ya, que nunca sabes cuando puedes utilizarlo.

No hay receta de mousse de limón más saludable, vegano, sin gluten, sin leche, sin huevo, y no contiene ningún azúcar refinado.

El limón es un ingrediente muy saludable, es alcalino, purifica la sangre, es excelente para la desintoxicación, equilibra los niveles de azúcar en la sangre y contiene potentes propiedades antibacterianas.

Y el azúcar de coco tiene mucha fibra, es una fuente saludable de ácidos grasos de cadena media, puede ayudar a disminuir el colesterol, y es una excelente fuente de manganeso y hierro.

Si tienes problemas en en supermercado para encontrar alguno de los ingredientes para hacer esta receta, los puedes comprar online en Amazon y los tendrás en casa en uno o dos días.

Las cantidades son para una porción grande de mousse o dos pequeñas, por lo que es perfecto para un postre individual, o cuando queremos animar el día. Se puede aumentar las cantidades y hacer más mousse.

Estos son los ingredientes que vamos a utilizar:

  • 1 lata de leche de coco orgánica entera
  • 2 cucharadas de jugo de limón orgánico (recién exprimido)
  • 2 cucharadas de edulcorante granulado orgánico

Así se hace:

Paso 1. Antes de hacer esta receta, pon la lata de leche de coco en el frigorífico durante unas cuantas horas (máximo 24 horas).

Paso 2. Saca la leche de coco del frigorífico y coge la parte superior de la lata, que es la grasa endurecida (la parte de abajo de la leche de coco seguirá líquida, la podemos guardar para hacer otra receta).

Paso 3. Ponemos la grasa dura de la leche de coco, el zumo de limón y el edulcorante que queramos en el bol de la batidora, y lo mezclamos todo durante unos minutos, a velocidad alta, hasta que se convierta en una espuma esponjosa.

Notas.

  • Esta receta cunde para aproximadamente 1-2 porciones.
  • Ten siempre una lata o dos de leche de coco entera en el frigorífico, para que siempre la tengas a mano cuando quieras hacerlo. Si no lo tienes frío, entonces tendrás que dejarlo enfriar hasta que la grasa de la leche de coco se solidifique y esté arriba, cuanto más tiempo lo tengas en frío, mucho mejor. Vamos a utilizar sólo la parte que está solidificada, la parte grasa, el resto estará líquido y lo podemos guardar para utilizarlo en otra receta.
  • Me gusta utilizar como edulcorante azúcar de coco orgánico sin procesar, pero puedes elegir cualquier edulcorante en gránulos que quieras. El color de la mousse puede variar ligeramente dependiendo del color del edulcorante.