Mousse de limón

Cómo hacer mousse de limón

Mousse de limón con yogur

Mousse de limón con yogur

Yo soy de esas personas que necesito tomar un dulce o postre, al menos una vez cada día. Ya sean una receta de quesadilla o hacer unos crepes. Es algo a lo que no estoy dispuesta a renunciar.

A veces es un pequeño trozo de pastel con el café; otras veces es fruta con una cucharada de nata montada. Pero siempre intento encontrar un sano equilibrio entre postres más sanos y otros menos sanos (que a veces logro y a veces no).

Por eso empecé a probar versiones aligeradas de mis recetas favoritas en casa.

A diferencia de otras recetas de mousse tradicional, esta receta con yogur no tiene ni nata ni huevos. Únicamente es necesario yogur griego descremado. La gelatina en polvo ya se encargará de darle la consistencia de la mousse.

Además, si utilizas una gelatina de sabor a limón, potenciará su sabor (aunque no hay ningún problema en que la utilices neutra si no encuentras la de limón).

Recomiendo la utilización de limones con un sabor suave y menos ácido, pero si ves que tus limones son muy ácidos, sólo tienes que añadir más cantidad de azúcar.

Esta receta se hace en unos 45 minutos (con el reposo en frío incluido) y nos da unas 4 porciones. Se puede tomar así sólo, o utilizarla como relleno de una tarta o bizcocho.

Los ingredientes que vamos a utilizar son:

  • 120 ml de zumo de limón recién exprimido
  • 1 sobre de gelatina de limón en polvo
  • 130 gr de azúcar
  • 500 gr de yogur griego sin grasa
  • Colorante amarillo (opcional)
  • 1 taza de moras frescas
  • 1 cucharada de ralladura de limón

Preparación paso a paso:

  1. Ponemos el zumo de limón en una cazuela mediana y lo mezclamos con la gelatina de manera uniforme. Dejamos que repose durante unos minutos antes de añadir el azúcar y ponerlo a calentar a fuego medio.
  2. Sin dejar de remover, dejamos que se cocine la mezcla hasta que la gelatina y el azúcar se hayan disuelto en el líquido.
  3. Retiramos la cazuela del fuego e incorporamos rápidamente el yogur. Veremos que la mezcla tiene la apariencia de estar cuajada, pero es algo normal, lo importante es seguir batiendo constantemente.
  4. En este momento hay que agregar el colorante alimentario amarillo, para darle un color más intenso, si es que quieres añadirlo. Si no, al final nos quedará una mousse de color pálida.
  5. Cuando la mezcla esté suave, la vertemos en 4 vasos de postre individuales, los cubrimos con papel de film transparente y los metemos en la nevera hasta que se cuaje por completo, de unos 30 a 45 minutos.
  6. Justo antes de servir, decoramos los vasitos con bayas frescas un poco de ralladura de limón.

Se puede guardar las sobras en el frigorífico durante dos o 3 días.